sin palabras

Buscó en los documentos de mi disco duro, asaltó los respaldos archivados en la nube, hurgó en todos mis USB. También localizó los borradores en papel. Y destruyó todo: 90.000 palabras, aniquiladas. No sé explicarle lo que me pasó, señor juez… ojalá su muerte me las devolviera.

Anuncios

here comes the sun

Diez meses navegando la nada. El día señalado, a una orden del capitán, iniciaron el regreso. Fijaron coordenadas. La negrura dio paso a un torbellino de líneas blancas, mientras los motores de elongación espacio-temporal deceleraban. Al fin, al ver acercarse aquella gran esfera anaranjada, supieron que estaban en casa.

monstruoso

El baile de máscaras comenzó a la hora fijada. Los bailarines cubrían sus rostros con delicados encajes, con elaborados antifaces de escayola de rasgos animalescos, con sombrías caretas deformes. Él en cambio acudió a rostro descubierto, pero nadie lo notó.