duda milenaria

– Deseo que me concedas infinitos deseos.
– Disii qui mi quincidis infinitis disiis.
Lo de «deseo que seas libre» solo pasaba en los cuentos, se dijo el genio. Tras siglos en aquella lámpara, dudaba que ahí afuera hubiera alguien capaz de desear tan solo el bien ajeno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s