en la cuerda floja

Araña el fondo de la lata, en vano: no queda dinero para las medicinas del abuelo. Resignado, se pinta la cara de blanco, se pone la nariz roja y decide que esta noche hará un triple mortal sin red desde el trapecio. Les parecerá desternillante.

Anuncios

punto de giro

– Hija, ¿voy a por los niños al cole?

– Gracias, mamá, no hace falta.

– Hice lentejas, ¿te llevo un “tupper”?

– No, gracias, estamos a dieta.

Cuando cuelga el teléfono, la abuela mira a su marido y le dice:

– ¿Cuándo nos volvimos innecesarios, Pepe?