sorpresa

Nunca me ha parecido un drama ir a una boda y ver que otra lleva el mismo vestido. Salvo hoy cuando he visto a mi novia en el juzgado, antes de darnos el sí quiero. Igual no hubiera dado tan mala suerte ver nuestros vestidos antes de la boda.

Anuncios