sin palabras

Buscó en los documentos de mi disco duro, asaltó los respaldos archivados en la nube, hurgó en todos mis USB. También localizó los borradores en papel. Y destruyó todo: 90.000 palabras, aniquiladas. No sé explicarle lo que me pasó, señor juez… ojalá su muerte me las devolviera.

Anuncios