en un instante

Era suave. Era tierno. Era húmedo. Así era el beso que me dio, que me cogió de sorpresa, con la guardia baja a mitad de un porqué. En un instante todo había cambiado, había dejado de ser mi amiga para siempre. Era una nueva historia.

Anuncios