belleza interior

El oráculo vaticinó que el caprichoso ifrit nos ayudaría a conseguir lo que tanto ansiábamos, pero condenaría nuestro amor. Se equivocaba: nada podrá separarnos. En cuanto termine de despiojarte, nadie podrá negar que estoy casado con la mona más hermosa de todo Bagdad. Sí, perdón, quise decir casada.

Anuncios

la bruja infeliz

Érase una vez un Malvado Príncipe que atrapó a una Bruja Encantada y la besó, convirtiéndola en una Dulce Princesita a la que todo el reino amaba y respetaba. La pobre se sentía muy desgraciada hasta que por fin, un día, la Madrastra Azul descubrió el secreto y decidió rescatarla. Apareció montada en su Dragón Blanco y le cortó la cabeza a su hijastro, deshaciendo el hechizo y llevándosela de aquel horrible lugar. Así las dos pudieron escapar juntas, comieron corceles y fueron villanas para siempre.

Relato publicado en la antología benéfica cultural Historias del Dragón